La importancia de la personalización de la venta

Personalizar la experiencia del cliente tiene muchas ventajas, pero, una, sobre sale: destacarse. La mayoría de las marcas y empresas hoy en día, poseen al menos una red social. Atraves de estas, realizan publicidad.

Pero es tanta la cantidad de publicidad que un usuario puede ver por día que, la empresa, se debe destacar. Para así, generar ventas online. Pero, ¿cómo? Personailzando el mensaje. Haciendole sentir al cliente que el contenido no es masivo. Al contrario, que es solo para él.

Otros beneficios de personalizar la experiencia, es poder conocer mejor al cliente. Al hacerlo, es más fácil futuras inversiones en publicidad. Si, además, la empresa puede crear una personalización en el producto/servicio que vende, mejor aún. Pero en caso de que no se pueda, hay opciones de como hacerlo.

La realidad es que ya no basta con captar la atención con mensajes impactantes y nunca antes vistos. Hay que apelar a las preferencias de nuestros clientes. Algunas grandes empresas que lo hacen actualmente: netflix, linkedin, spotify, mercado libre, pedidos ya, rapi.

ABC DE PERSONALIZAR LA EXPERIENCIA

En palabras muy simples, esta estrategia digital se basa en la interacción individual de una empresa y los clientes. Lo ideal sería poder crear un producto para cada cliente pero claro, sería imposible.

Pero lo que si se puede, es hacerlo en la comunicación. Así como también escuchar el feedback de los clientes y mejorar el producto/servicio. Lo importante es hacer sentir al usuario que el diálogo es individual. El mensaje pasa a ser, de uno general para toda la clientela (o posibles clientes), a uno para grupos. Al crear una especie de conexión individual, el comprador se siente más satisfecho.

PROCESO DE PERSONALIZAR LA EXPERIENCIA

Es claro que no puede crearse una campaña para cada cliente o posible cliente. Pero si es posible organizar en grupos y aplicar el proceso.

  1. IDENTIFICAR: para poder hacer el proceso exitoso, es necesario investigar sobre los consumidores. Datos demográficos, preferencias, gustos. Qué tipo de contenidos les agrada más, con cuál interactúan. Cual es su red social preferida.
  2. DIFERENCIAR: luego, debe crearse grupos, según la información antes adquirida. Con esto, se puede ir creando campañas que se ajusten a estas distintas segmentaciones..
  3. PERSONALIZAR: hay muchas maneras de personalizar la experiencia. Pero lo importante es que la persona sienta que la marca la escucha.

EJEMPLOS DE PERSONALIZACIÓN

Hay infinitas formas de hacerlo. Desde la más fácil como: envío de emails con nombre de la persona que lo recibe. En el sitio web: tener una landing distinta para el que lo visita por primera vez, y para el que ya ha comprado. A uno, se le puede indicar cuales son los productos más vendidos. A otro, una selección de un producto que pueda interesarle, en relación al que ya compró.

En las redes sociales, se puede utilizar simpatía y humor en las respuestas. Dejando de lado respuestas altamente automatizadas. Teniendo en cuenta que además, se les puede hacer preguntas a la comunidad y responderles a aquellos que hayan interactuado.

Saludos en días especiales (cumpleaños o fechas festivas), envio de promociones según el segmento de público al que pertenece, etc.

Y a vos, qué se te ocurre que podrías hacer para personalizar la experiencia y así generar más ventas?

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Quienes leyeron esta nota también leyeron: